Pastelería Villa Versalles nace en el año 1928 y lo hace en la madrileña calle Serrano. Desde entonces, esta empresa familiar se dedica en cuerpo y alma a la elaboración artesanal de dulces, pastas de té, tartas, bombones, panes, empanadas... De generación en generación, la familia Negredo ha transmitido los secretos de sus recetas como un gran tesoro que conservar. Siempre con la calidad de las materias primas como bandera. Hoy en día y tras 88 años, muchas de sus especialidades se han convertido en auténticos clásicos de la repostería madrileña. Así lo avalan los clientes que acuden a la Pastelería Villa Versalles (C/ Rodríguez Marín, 82) a disfrutar de sus productos exquisitos.